La Escuela del Deporte con Corazón Internacional es una entidad sin ánimo de lucro, que comenzó su actividad en España en octubre de 2010.

Actualmente está en diez ciudades: Madrid, Barcelona, Almería, Valencia, Jaén, Castellón, Cádiz, Alicante, Málaga y Bilbao.

Además, está presente en casi veinte países entre los que se encuentran España, Brasil, Canadá, Paraguay, Bolivia, Rusia, Ucrania, Israel, República Checa, Hungría, Rumanía, Eslovaquia, Alemania, Colombia y Austria.

La actividad de la Escuela del Deporte se basa en tres principios:

1º) CANALIZAR LAS VOCACIONES DEPORTIVAS CON ESPÍRITU FILOSÓFICO
2º) Usar el deporte como medio para transmitir y desarrollar valores en las personas.
3º) Usar el deporte como medio para generar salud

El espíritu de la Escuela del Deporte es entrenar el cuerpo y la mente. Nuestra cultura ha acuñado de nuevo el concepto que ya escribió el poeta romano Juvenal “mens sana in corpore sano”, pero ha olvidado cuál era el sentido profundo de tan célebre cita: mantener un espíritu equilibrado dentro de un cuerpo sano.

Y también recogemos el lema olímpico: «Citius, Altius, Fortius» (más rápido, más alto, más fuerte), frase adoptada también por Coubertin tras oírla a su amigo, el dominico Henri Martin Didon, y que simboliza la lucha del ser humano por mejorar. Entendemos que lo importante es ser mejores, más rápidos a la hora de cumplir con nuestras responsabilidades, más altos para elevar nuestros sentimientos y pensamientos, y más fuertes para vencer las debilidades.

Como diría Aristóteles: “En los juegos olímpicos no se corona a los más hermosos y a los más fuertes, sino a los que saben competir. También en la vida, los que actúan rectamente son quienes alcanzan el premio

Por eso todos los que participan en la Escuela del Deporte son voluntarios y en nuestro logo aparece el Fuego olímpico como símbolo universal de Unión.